Espectros del capitalismo, de Arundhati Roy

Las contradicciones del capitalismo están produciendo una debacle internacional que ha comenzado en el año 2008 en los Estados Unidos, propagándose por todo el mundo, llegando en profundidad a Europa,  y creando, a través de las políticas de recesión y ahorro, un frenazo en la economía global que afecta a las materias primas haciendo que la tasa de crecimiento de los dos gigantes emergentes, India y China, se ralenticen. ¿Se trata de “enfriar” el sistema económico o simplemente de una espiral de la que el propio capitalismo no podrá salir? Arundhati Roy, la activista con mayor impacto planetario, en su último libro, “Espectros del Capitalismo”, publicado por la editorial Capitán Swing en formato económico, con la intención de obtener la máxima divulgación, opina que “al final puede que  los verdaderos sepultureros del capitalismo acaben siendo sus propios cardenales delirantes, que han convertido la ideología en un culto”.

Arundhati Roy cree que los dos grandes flujos de capital mundial, que han sido hasta ahora, las guerras y el consumo, ya no funcionan. Si la escritora india está en lo cierto, sin duda, nos encontramos en una crisis sistémica de incalculables dimensiones. Pero, a juzgar por las cifras que aporta en su libro, podemos presumir que las posibles víctimas de la debacle que ya tenemos encima van a ser  los miles de millones de habitantes que poblamos el planeta. Unos pocos, muy pocos, se enriquecerán todavía más y hasta es posible que encuentren un tesoro entre los escombros de nuestra sociedad.

“Espectros del Capitalismo”, es un libro que aún analizando los centros de poder mundial y su forma de actuar- desde el Consenso de Washington hasta hoy- a través de grandes fundaciones aparentemente con fines altruistas, en el terreno de la educación o de la sanidad, pone su acento en la India, denunciando la política de oscurantismo que rodea a Cachemira, con sus miles de desaparecidos, así como el mimetismo con el que actúan los grandes multimillonarios siguiendo la estela del modelo americano.

Y como símbolo de ese país con mil doscientos millones de personas, en el que tan solo cien controlan una cuarta parte del producto interior bruto, con “doscientos cincuenta mil campesinos que se ha suicidado acosados por las deudas y ochocientas millones de personas que se han empobrecido”, Roy se fija en un ejemplo, el de Antilia, la mansión del hombre más rico de la India, Mukesh Ambani, que declara una fortuna personal de más de veinte mil millones de dólares. Antilia tiene nada menos que veintisiete pisos, cerca de una docena de ascensores, tres helipuertos y medio millar de sirvientes para atender las demandas y el mantenimiento de ese enorme monstruo del derroche en un mundo en el que “el capitalismo no tiene alma y el dinero de las empresas no tiene nacionalidad

“Espectros del Capitalismo”, abunda en lo que ya muchos sabemos y otros muchos se niegan a reconocer. Que el planeta se ha convertido en un lugar difícilmente vivible para miles de millones de personas mientras que una pequeñísima minoría vive de escándalo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


nueve − = siete

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>