Las penas del joven Werther, de Goethe

Sexto Piso ha editado, con ilustraciones de Rosana Mesa y traducción de Isabel García Adánez, “Las penas del joven Werther”, una de las primeras obras de Goethe y una de las que más fama le proporcionó.

Asentada plenamente en el contenido, la estética y la moral del romanticismo (aunque más exactamente pertenece al “Sturm und Drang”, una especie de preámbulo de aquél) “Las penas del joven Werther” narra, fundamentalmente a través de la correspondencia del protagonista con un amigo, el encuentro de Wether con Lotte y el rápido y encendido amor que surge en él.

Lotte, sin embargo, no puede corresponderle, pues está prometida con Albert. La historia trágica que en torno a ese triángulo amoroso se va forjando es la de este libro que se completa con una breve narración del editor del libro en la que se da cuenta de los últimos sucesos de este drama.

El apasionamiento que lleva a la locura, la renuncia a cualquier racionalidad, el individualismo, la identificación con la naturaleza, la visión de la infancia como un paraíso de inocencia perdido… todos los grandes temas del romanticismo europeo están en este Werther y también todos los logros y los déficits de este movimiento.

Entre los primeros, la gran libertad de escritura de la que hace gala Goethe, que permite que la novela pueda seguir siendo leída hoy sin apenas problemas de identificación con el lenguaje empleado; la misma libertad que le permite una estructura creada a base de fragmentos (las cartas) que son completados por la imaginación del lector: lo que la acerca mucho a las corrientes narrativas actuales.

Entre los déficits, el exceso de patetismo, tan común en el romanticismo, que con todo, no llega aquí a resultar ridículo: aunque el apasionamiento de Werther y la conducta a que lo lleva pueda resultar tan lejanos como la imposibilidad de Lotte para alzarse por encima de los condicionamientos sociales.

Con todo, esta novela es una gran novela. No sólo por su ya apuntada ejemplaridad de uno de los grandes movimientos europeos (el romanticismo) sino porque por sí misma, como obra concreta, sigue resultando, en su ingenuidad y sencillez, atractiva, conmovedora y profunda.

Un clásico que, sospechamos, se conoce poco en España y que Sexto Piso vuelve a poner en la mesa de novedades para darnos la oportunidad de volver a acercarnos a ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


seis − dos =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>