Federico Ilu Ros

“Federico” de Ilu Ros

Estamos viviendo un momento de alta reivindicación lorquiana, desde la política, pero también desde la literatura y la sociedad. Federico García Lorca sigue mostrando una enorme capacidad de atracción que va más allá de los especialistas para llegar hasta el público más masivo.

Así lo demuestra el éxito de ventas de “Federico” (Lumen, 2021), el cómic en el que Ilu Ros ilustra la vida del poeta granadino y universal. Una tendencia, la de ilustrar biografías de personajes famosos para así hacerlos más accesibles al gran público, que también está en boga. El propio Lorca había tenido ya otros acercamientos como “Vida y muerte de Federico García Lorca”, basado en la obra de Ian Gibson, “Lorca, un poeta en Nueva York”, de Carles Esquembre o “La araña del olvido”, de Enrique Bonet.

La aportación de “Federico” es, sobre todo, gráfica. El libro es, en ese sentido, verdaderamente bello. A nivel de contenido, sin embargo, la obra al centrarse más en el ensayo que en la creación propia -aquí no hay narración, solo recopilación- no aporta mucho al universo lorquiano. De hecho, el libro sigue a pie de la letra la investigación de Gibson, prescindiendo de otros hallazgos que puedan poner en crisis esa, llamémosla así, versión oficial. La autora, por ejemplo, no parece haberse acercado a las revelaciones sobre la fecha de la muerte que propone Miguel Caballero en “Las trece últimas horas de Federico García Lorca” o a la investigación sobre sus últimos romances que Manuel Francisco Reina defiende en “Los amores oscuros”. Ni siquiera para rebatirlos (no figuran,d e hecho, en la bibliografía que cierra el libro).

Este es, sin duda, el gran pero que se le puede poner a esta obra: la falta de ambición en el contenido, al limitarse, como decimos, a seguir al pie de la letra la investigación de Gibson, más los libros de memoria de la familia Lorca.

Por lo demás, la obra puede ser una buena fuerte de entrada a la vida del poeta, especialmente para los más jóvenes. Y gráficamente, como señalábamos, se trata de una obra muy bella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


− uno = dos