Marcel Duchamp, un juego entre mí y yo

François Olislaeger ofrece en este libro-objeto, editado por Turner, una singular biografía de Duchamp

Asegurar que Marcel Duchamp es uno de los padres —acaso el más famoso— del arte contemporáneo es ya casi una frase hecha. Algunas de sus obras, como la famosa fuente, forman parte ya del imaginario colectivo y están en la mente incluso de aquellos que no se han interesado jamás por el arte contemporáneo o sólo lo han hecho para criticarle su vacuidad o su aparente falta de sentido.

Anarquista irreverente, Duchamp hizo, como apuntaba uno de sus amigos y citaba Olislaeger en una entrevista reciente, de su tiempo, de su vida, su mejor obra de arte. Este libro, subtitulado “un juego entre mí y yo”, busca que el lector se adentre en esa obra de arte de una manera libre y lúdica.

duchamp 2Para ello, Olislaeger, que participó con su obra en la retrospectiva que el Pompidou realizó de Duchamp el pasado año, ha creado un libro-objeto desplegable, con forma de acordeón y que si bien se basa en la imagen y el texto —y podría ser por ello calificado de novela gráfica— va, en realidad, un poco más allá.

Y es que, arriesgado como el propio Duchamp, el escritor ofrece aquí un desplegable con forma de acordeón de casi seis metros en el que la lectura apenas está guiada. No hay aquí viñetas, ni flechas que indiquen el orden de lectura, ni elementos que gráficos marquen una jerarquía entre unos textos y otros. Siguiendo la biografía de Duchamp, el texto y los dibujos se colocan, podríamos decir, de manera azarosa, de manera que es el lector quien debe otorgarles sentido. De este modo, Olislaeger se acerca a la máxima del propio Duchamp de que es el lector/espectador quien, en última instancia, da sentido a cualquier obra.

Con un grafismo sencillo, aunque no esquemático, y en blanco y negro, el libro nos guía por la vida de Duchamp a través de textos que reproducen, más o menos fielmente, las palabras que el propio artista francés dejó vertidas en entrevistas, biografías o reportajes.

El resultado, ya lo hemos dicho, es un libro-objeto en el que tienen tanto peso las palabras como el dibujo, el formato como la decisión del lector, el contenido como la forma. En suma: un libro distinto para narrar de un modo distinto la vida de un artista distinto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


× cinco = veinte

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>