“El hombre que perdió la cabeza” de Robert Walser

En “El hombre que perdió la cabeza” (Las afueras, 2022) nos encontramos con un Walser más surrealista, cercano a la literatura del absurdo y, como siempre en él, mezclando géneros no solo con facilidad, sino con fantástica irreverencia.

Robert Walser es uno de esos escritores que o te fascinan o detestas. Precursor de Kafka y Musil, irónico y divertido como pocos, sus relatos inauguran, como bien ha dicho Vila-Matas, la literatura contemporánea del siglo XX. Lo fragmentario, lo metaliterario, el yo desmembrado aparecen en Walser antes que en los autores que, más tarde, dieron fama a esos movimientos.

Pero quizá lo más interesante de Walser es el humor, el distanciamiento irónico pero tierno, con que enfoca todo lo que escribe. Si el objetivo de Picasso era volver a pintar con la libertad de un niño, no cabe duda de que Walser logró siempre escribir con esa libertad.

En “El hombre que perdió la cabeza” (Las afueras, 2022) nos encontramos con un Walser más surrealista, cercano a la literatura del absurdo y, como siempre en él, mezclando géneros no solo con facilidad, sino con fantástica irreverencia.

El libro es, sí, un cuento infantil. Pero un cuento infantil inserto en un relato situacionista en el que el narrador / autor recorre con la mirada, y a veces con las manos, el lugar donde está escribiendo.

La necesidad de contar es mayor aquí, como siempre en Walser, que la necesidad de contar una historia determinada. Walser escribe como salía a pasear, compulsivamente, sin pensar demasiado en el lugar al que se dirige, solo por disfrutar, de algún modo mucho más vagabundo o flâneur que peregrino.

Y de esa necesidad de escribir, impulsiva, nace este breve relato divertido y liberador, donde nada es excesivamente serio y donde, sin embargo, Walser sigue dejando constancia, tantas décadas después de su muerte silenciosa, en la nieve de Suiza, que se adelantó a casi todos a la hora de ser contemporáneo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


siete − tres =