La conspiración de los mediocres

Reseñamos esta novela de Ernesto Mallo publicada por Siruela

Esta es la última novela de Ernesto Mallo publicada por Siruela, y sin embargo la primera en orden cronológico de la serie del comisario Lascano, alias “el Perro”, un personaje de ficción que vivió en la Argentina, su país natal, la dictadura militar del general Videla y los días previos en los que una presidenta, Isabelita Perón, en manos de su brujo, López Rega, dejaron al país en manos de la Triple A, una organización terrorista de extrema derecha encargada de combatir los movimientos de izquierdas en Argentina. En aquellos días de terror y sangre el comisario Lascano  intenta, desde el Departamento Central de la Policía Federal Argentina, moverse en el precario equilibrio que se abre entre la ley y la justicia.

El libro comienza con esta frase: “Cuando sonó el teléfono, Rolf Boll supo que hoy vendrían a matarlo”. El asesinato de un ex miembro de las SS, nos mostrará como determinados jerarcas nazis huidos de Alemania encontraron en la Argentina del general Perón el auxilio y la protección necesarios ocupando cargos importantes en la Administración del Estado y en los cuerpos de la policía y del Ejército. Por esa razón, cuando llegó la dictadura y el general Videla puso en marcha el decreto por el que se da el golpe militar, todos estos ex SS, encontraron pronto su acomodo, unos dentro de las estructuras de la represión y otros en las grandes empresas farmacéuticas y del automóvil, marcas alemanas con sede en Buenos Aires.

Y es que el nazismo como maquina de terror, al igual que la dictadura del general Videla, también ha estado al servicio de los grandes intereses económicos del momento. Hitler no llegaría hasta donde llegó sin el apoyo y la ayuda de la gran empresa y parte de la banca alemana, lo mismo que Videla en Argentina. Así lo cuenta Ernesto Mallo en su libro cuando pone en boca del presidente del Deustche Bank estas palabras: “Que ahorquen a todos esos payasos sangrientos ¿A quién le importa? Siempre encontraremos quien los reemplace”.

Mallo tenía razón, tras la dictadura de Videla, los grandes negocios de seguridad y las grandes empresas quedaron en las mismas manos, y todavía hoy persisten las huellas de aquella semilla del nazismo que germinó en la Argentina.

Si usted es un entusiasta seguidor de la novela negra —no confundir con la novela criminal, la novela de detectives o la novela de intriga y suspense— y no conoce al “Perro” Lascano y a su buen amigo el médico forense Fuseli, no se prive de una buena lectura. Se trata de dos libros, ambos editados por Siruela. El primero, por orden de cronología histórica y del desarrollo de los personajes sería “La conspiración de los mediocres” y a continuación le sigue el que bajo el título “El comisario Lascano” reúne la trilogía compuesta por  “Crimen en el Barrio del Once”, “Los hombres te han hecho mal” y “El policía descalzo de la plaza San Martín”

Con Ernesto Mallo y sus novelas sobre el comisario Lascano el periodismo deja en los libros la constancia que no pudo imprimir en los medios escritos de su país. Junto a la obra de Ernesto Mallo hay que recordar a otros periodistas independientes como Rodolfo Walsh, “desaparecido” durante la dictadura militar, o Sergio Olguín, incorporados a la novela social del siglo XX y XXI, que no es otra cosa que la novela negra.

No se asusten, dentro de la obra de Ernesto Mallo queda espacio para el amor y la amistad. Lascano piensa que “a pesar de la mierda en la que se ha transformado su trabajo, en la basura en que los humanos estamos convirtiendo el mundo, aún queda espacio para la belleza”. 

One comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


cuatro − = uno

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>