Hitler no huyó ni tuvo una segunda vida tras la guerra. Fernando del Castillo destruye las especulaciones sobre su final y señala el origen estalinista de estas ficciones

Bulos, mentiras, rumores, falsedades… el misterio en torno a la muerte de Hitler ha generado un maremágnum de teorías y especulaciones que han perdurado a lo largo del tiempo, creando un escenario de perplejidad e incertidumbre.

Han sido numerosos los libros –ensayos o de ficción supuestamente documentada− que han defendido que Hitler logró escapar al cerco soviético a Berlín y tuvo una larga vida tras el fin de la Segunda Guerra Mundial.

En La desaparición de Hitler. Mitos, falacias y fraudes (Sekotia, 2024) Fernando del Castillo recoge estas teorías y las desmonta con ayuda de las declaraciones de testigos presenciales y toda la documentación existente sobre las últimas horas de Hitler.

Enfrenta así las teorías que apuntaban, ya desde el primer momento, hacia una huida de Hitler a Japón, y después, cuando Japón se rindió, situaban el destino del dictador alemán en lugares como la Antártida o Argentina.

Teorías que según el autor tienen su origen en una sola persona: Josef Stalin y su interés por apuntalar, desde antes del final de la Segunda Guerra Mundial, los dos bloques que después se enfrentarían en la Guerra Fría.

«Para Stalin era fundamental presentar al bando aliado como el responsable de la huida y supervivencia de Hitler. Y sostuvo esta tesis incluso contra la información de sus propios servicios secretos que en todo momento defendieron que Hitler no había huido, sino que se había suicidado en el bunker y después había sido incinerado», asegura Fernando del Castillo.

El autor recoge por primera vez en castellano los testimonios de testigos presenciales que ayudan a reconstruir las últimas horas de Hitler y a despejar cualquier duda sobre su final.

El libro reúne, además, un gran número de detalles interesantes para saber qué sucedió de verdad en los últimos momentos de la vida de Hitler y el contexto de ese final dentro de la caída de Berlín a manos de los soviéticos.

Una obra que invita a preguntarse: ¿por qué han sobrevivido estas teorías, si los testimonios más fiables han apuntado siempre hacia el suicidio como el final de Hitler? ¿Es acaso un síntoma del enrarecimiento social? ¿O una forma de mantener viva la ideología del nazismo?

Desde la fascinación morbosa hasta la sugestión del interés popular, esta obra invita al lector a cuestionar y reflexionar sobre uno de los episodios que más fabulaciones ha generado desde el siglo pasado y hasta la actualidad: el destino del líder nazi y su duradero legado en la conciencia colectiva.

Y a preguntarse a quién benefició y a quién beneficia todavía hoy mantener vivas teorías delirantes sobre una supuesta segunda vida de Hitler tras el final de la Segunda Guerra Mundial.

About Author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


eight × three =