Lucía Alba ofrece en Animalitos una novela cargada de ternura y humor sobre el paso a la vida adulta

Con veinticinco años, Inés tiene un bulto de ropa en el salón, ratones en las paredes, unas costillas en el horno y resaca todos los días.

También tiene sueños en los que es una niña y pasea entre volcanes y chumberas y su padre la lleva de excursión a una guerra, y otros en los que Javi la abandona o en que los dos vuelven a quererse. A veces piensa en perros y en osos y en cerros que son dinosaurios, y a veces se emborracha con Lara y le pregunta qué van a ser de mayores.

En Animalitos, su primera novela, Lucía Alba nos cuenta sin reparos el mundo de Inés: los veranos felices de la infancia, una relación intensa y dolorosa, recuerdos luminosos y encuentros sórdidos, y, de fondo, la angustia de no saber cómo salir de un bucle en el que alcohol y el sexo parecen ser a veces el único refugio.

La infancia de Inés permanece en su memoria y la juventud se resiste a despedirse y dejar paso a una vida más adulta.

Con una mirada valiente y vulnerable, cargada de ternura, humor e ironía, Animalitos nos adentra en los sueños y la memoria, en la fina línea entre pasado y presente, para hablar del arraigo y el desarraigo, el amor y el desamor, el amparo y el desamparo. 

Con Animalitos, Lucía Alba Martínez se presenta como una de las voces más diferentes e interesantes del panorama español.

About Author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


four + nine =