Viaje a través de la moda: diseñadores, iconos y estilos de los siglos XX y XXI

Una guía extremadamente útil para quien quiera iniciarse en la moda desde un punto de vista histórico.

No es tan obvio como parece decir que la moda está de moda. Durante mucho tiempo, la moda, ceñida a la alta costura, ha sido un sector minoritario, mirado con desprecio -a veces con una condescendencia muy machirula- por otros espacios de la cultura. Hasta el punto de que, de hecho, muchas veces moda y cultura se han contrapuesto, como si lo primero fuera solo una cosa de temporada y lo otro lo que permanece, lo imperecedero.

Pues bien, en los últimos años la moda ha alcanzado por fin un estatus que hasta ahora se le había negado: el de arte. Un elemento que no afecta solo a la alta costura, sino también a modistos más jóvenes y aún desconocidos que son, de hecho, quienes han dado el impulso para que esto sea posible. Y lo han logrado, sí, a través de la televisión y las redes sociales.

El interés por la moda ha llevado a la publicación de textos tanto teóricos, como críticos e históricos. Entre los históricos se incluye “Viaje a través de la moda. Diseñadores, iconos y estilos de los siglos XX y XXI” (editado por Alba), una guía extremadamente útil para quien quiera iniciarse en la moda desde un punto de vista histórico.

En esta obra, el periodista especializado en moda Vicente Gallart, realiza un recorrido internacional desde los inicios del siglo XX, cuando con el crecimiento del consumo de masas la moda comenzó a popularizarse. Gallart propone, capítulo a capítulo, un recorrido por cada época en el que se destaca, por un lado, las innovaciones y cambios en el vestir de la época y se profundiza en los principales diseñadores del periodo. Pero tan importantes como ellos son los otros diseñadores que, sin serlo, ayudaron a construir el estilo de una época -más fragmentario a medida que nos acercamos al siglo XXI-.

Hablamos de los iconos, lo que en el siglo XX llamaríamos estrellas y hoy influencers. Gente que por despertar admiración convierte su estilo en algo a imitar -o que incluso por tener un estilo muy propio es por lo que se convierte en admirada-. Así, el libro hace un recorrido por el star system de cada momento, de las pin up a las influencers, pasando por las estrellas del rock en los 60 o las de la MTV en los 80 y 90.

El libro se completa con ilustraciones a tres colores realizadas por Elena Mir. Unas ilustraciones realistas, precisas en el detalle, que juegan con la fotografía pero que logran la profundidad y calidez de la imagen pictórica.

El libro, no muy extenso, se convierte así en una obra muy útil y ágil para los principiantes y en un buen breviario de consulta para los que ya hayan profundizado en la moda y que siempre descubrirán o refrescarán en esta obra conceptos e ideas.

El libro logra, además, quizá sin pretenderlo, una apología de la moda como arte simplemente mostrando el largo recorrido que ha hecho, la evolución de sus estilos, la importancia social de sus creaciones, su creciente influencia en las últimas décadas. Lejos de ser algo del pasado, lo que se concluye de la lectura de esta obra es que la moda tiene mucho presente, despierta cada vez más interés y no le faltará futuro.