“Violación Nueva York” de Jana Leno

Poco después de establecerse en Harlem, la artista conceptual Jana Leno sufrió una violación en el interior de su propia casa, a manos de un joven que vivía en la calle y que la amenazó con una pistola.

A raíz de esta experiencia, Leno desarrolla en esta obra un estudio que sorprende tanto por su honestidad como por la lucidez de sus puntos de vista. Así, si la primera parte del libro se centra en narrar cómo se sintió a causa de la violación y los pasos que llevaron a la detención del culpable, la segunda es un profundo análisis sobre las condiciones económicas y sociales que hicieron posible la violación.

Pues como denuncia la autora, dicha violación hubiera sido menos posible si Harlem no se hubiera convertido en un lugar de especulación inmobiliaria, en la que caseros sin escrúpulos mantienen viviendas en condiciones deficientes y con bajísima seguridad (lo que facilita la delincuencia) para asegurarse una rápida rotación de huéspedes, lo que a su vez permite ampliar una y otra vez el precio de los alquiles. En palabras de Leno:

Fui violada en mi propio piso, en un edificio sin las medidas de seguridad adecuadas, una carencia que me había dejado expuesta a esta clase de delitos; pero también fui víctima de la usura del casero. La violación es un delito y el violador puede ser condenado y sentenciado por ello. Pero dejar a un inquilino expuesto al riesgo de ser objeto de violencia no se considera delito, y solo una vez que el delito ha tenido lugar se le puede exigir responsabilidad al casero.

El libro, publicado primero en inglés, se completa en esta edición española con un importante aporte de datos y estadísticas sobre la relación entre la ciudad, la arquitectura y los delitos contra las mujeres. Destacando, especialmente, la tesis de Leno que ella resume en el concepto “domestofobia” y según la cual el hogar no solo no es un lugar de especial protección para las mujeres, sino uno de los espacios donde más vejaciones y humillaciones sufren: incluyendo violaciones.

La relación de la pobreza con el número y localización de las violaciones (y entre la pobreza y la cárcel), el diseño de la ciudad y la creciente gentrificación como favorecedor de este tipo de delitos y la relación entre la violación y la domesticación son otras de las ideas que expone Leno en un libro que va más allá del mero relato de una experiencia; pues parte de ésta para levantar un inteligente e interesante ensayo sobre la vida en las ciudades contemporáneas y la violencia contra las mujeres, en sus diferentes formas:

Si la riqueza es el valor primordial, el valor de la persona viene determinado por lo que esa persona posee. Si consideramos que los pobres no tienen ni riqueza ni valor, no solo la sociedad no los protege sino que se les puede poseer fácilmente. [...] como consecuencia, las mujeres pobres, las más empobrecidas, son las más vulnerables.

Híbrido, así, entre el relato y el ensayo, el libro es una importante aportación al estudio (cada vez más necesario, y afortunadamente cada vez más numeroso) de la vida urbana en las sociedades poscapitalistas, desde una óptica feminista. Para Leno la violación no es un hecho aislado, sino una pieza en un engranaje, parte de un proceso: y a entender ese proceso se dedica este libro; a averiguar por qué las mujeres son violadas, por qué más las pobres que las ricas, más las solteras o divorciadas que las casadas; a entender cómo el entorno económico y arquitectónico favorece esas violaciones.

En lo que se refiere a la parte del relato, quizás lo que más sorprende es la calidad humana de una persona que concluye su “alegato” frente al jurado que ha de mandar a la cárcel a su violador con las siguientes palabras: “Creo en la fuerza de la humanidad para cambiar a los individuos y el mundo, por lo que expreso mi voluntad de que la sentencia no sea excesiva, y más bien corta que larga”.

Menos comprensiva se muestra Leno con su casero, quizás porque como ella misma explica: “para mi casero, mi vida valía menos de lo que cuesta una cerradura nueva”. Una frase que define bien, entre otras cosas, por qué el capitalismo actual está en contradicción íntima con la vida.

Un libro éste que nos obliga a mirar de manera distinta la ciudad. Un libro tras el cual no será posible andar igual por el mundo. Una lectura altamente recomendable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


cinco + = seis

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>