¿Cuándo amanecerá, camarada?

Después de sumergirme en las páginas de “¿Cuándo amanecerá, camarada?”, la crónica de la revolución rusa firmada por Jean Paul-ollivier y que abarca el periodo de 1876 a 1917, me ha surgido una duda: ¿nos hemos olvidado de conmemorar el centenario de la revolución más importante del siglo XX? ¿O no hemos querido acordarnos?

Quizás no convenga, me digo, regresar a la historia de como un pueblo empobrecido y maltratado por siglos de servidumbre consiguió liberarse del zarismo y hacer soñar con el paraíso socialista al mundo entero. Que después, claro, el sueño se convirtiera en pesadilla y Rusia en una dictadura imperialista es algo que no debemos olvidar. Aunque tampoco podríamos porque, por alguna razón, eso sí nos lo suenen recordar los medios bastante a menudo.

Pero no deja de ser extraño que después de que celebraramos con todo tipo de actos y publicaciones los cien años de la Primera Guerra Mundial, en la que España ni participó, el centenario de la Revolución Rusa haya sido prácticamente olvidado. Salvo por publicaciones como ésta, de Clave Intelectual, que recupera un texto fundamental para comprender qué supuso, en aquel momento, la victoria del pueblo ruso sobre la tiranía.

El texto de Ollivier, publicado en Francia en 1967 (para celebrar los 50 años de la Revolución) y rescatado ahora con una nueva traducción, nace del empeño investigador del autor francés, quien incorpora no sólo una voluminosa documentación, sino testimonios de primera mano de lo que ocurrió en el mes de octubre de 1917.

Ese es, de hecho, su valor fundamental, pues es gracias a los testimonios de los protagonistas (algunos favorables, otros ya críticos) como podemos adentrarnos en unos días que, por citar otra gran crónica (más entusiasta) de la revolución, estremecieron al mundo.  Y como podemos ponernos en la piel de quienes, privados en pleno siglo XX de las libertades más fundamentales, sin educar en la mayoría de los casos y sin conocer bien, exactamente, quién era Marx o en qué consistía el comunismo consiguieron derrocar a un ejército bien formado y apoyado por no pocas potencias occidentales.

Una obra original, muy ágil en su narración y que merece la pena leer para recordar uno de los momentos claves de la historia contemporánea: la revolución de octubre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


seis − = tres

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>