Nórdica publica a la primerisíma Virginia Woolf

Hay un consenso en aceptar, entre los biógrafos de Virginia Woolf, la importancia que tuvo para su posterior profesión como escritora, el periódico familiar creado junto a sus hermanos cuando eran pequeños y del que pronto Virgina se convirtió en la principal redactora: el”Hyde Park Gate News”.

Fue en aquel periódico infantil donde aparecieron publicados los relatos “Las aventuras agrícolas de un cockney” y “Las aventuras de un padre de familia”, que Nórdica ha publicado ahora, en una edición ilustrada por Maite Gurrutxaga y con traducción (la primera al castellano) de Ainize Salaberri.

Los relatos adolecen, como es obvio, de la calidad literaria que será santo y seña de la mejor Virginia Woolf, pero tienen el mérito historiográfico, documental, de que nos permiten asomarnos no sólo al modo de escritura, sino sobre todo al mundo ficcional en el que creció una de las más importantes autoras del pasado siglo.

Ambas historias comparten no sólo personajes, sino un universo común: el de la acomodada burguesía victoriana, que cuando Virginia y sus hermanos eran pequeños apuraba sus últimos años, antes de que la primera Guerra Mundial sacudiera los cimientos sociales e ideológicos del Reino Unido.

La pareja de Cockneys protagonistas de ambos relatos, son un joven matrimonio del East Londinense que se traslada al campo para llevar una vida más cómoda y sencilla, en una huida que todavía hoy muchos repiten y que, obviamente, no todos soportan. Porque la vida en el mundo rural no es tan sencilla y de no ser por un giro inesperado, podría haber conducido a la pareja a la muerte por inanición.

El segundo relato nos muestra el regreso de la pareja a Londres, cuando ya son padres de un bebé que, como suele ocurrir entre los padres primerizos, se convierte en objeto de devoción, tanto como de discusión.

Si algo sorprende en ambos relatos, es la ironía adulta, el humor a ratos sofisticado, que las envuelve y que parece impropio de un preadolescente, por más que su padre fuera el novelista, historiador, ensayista, y biógrafo sir Leslie Stephen, una de las cimas enciclopedistas de la Inglaterra Victoriana.

Un libro, por tanto, infantil, con destellos que ya muestran la mano de una gran escritora y que deja entrever la tramoya de un mundo desaparecido. Todo ello presentado en una edición tan amable a la lectura y tan elegante como siempre lo son las de Nórdica.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


− dos = dos

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>