Dark, de Edgardo Cozarinsky

Si la locura de Don Quijote nació de creerse los libros de caballerías y el camino de Madame Bovary se torció por creer que la realidad debía de tener el componente de pasión que aparecía en las novelas románticas, a Víctor, el adolescente protagonista de Dark, lo que estuvo a punto de perderle fue la búsqueda del lado oscuro, del mundo del hampa (simbolizado en los fumaderos de opio) que intuía debía existir por debajo de su cómoda vida de bonaerense de clase media.

Anciano ya, convertido en escritor, Víctor rememora su relación con Andrés, un adulto con el que, siendo él chaval, mantuvo una confusa y ambigua relación basada en aquel afán del joven por acercarse a lo prohibido y en la encarnación que de tal mundo creía ver en Andrés.

Pero, ¿quién era Andrés? Poco llegamos a saber de un personaje que practica cierto matonismo, que trapichea con algo prohibido y que muestra una violenta homofobia que, acaso, sea una forma de disimular su propia homosexualidad.

El relato lo compone la iniciación de Víctor en ese reverso tenebroso de Buenos Aires, el de las casas de putas, los cafés pequeños, el extrarradio, las conjuras políticas. En capítulos breves, con un lenguaje conciso, Cozarinsky nos muestra el paso a la vida adulta de un joven que quería ser escritor y que, para serlo, creía necesitar conocer, sobre todo, lo oscuro. Ese “dark” del título.

La novela, de poco más de 130 páginas que se beben de un trago, camina así hacia un final menos equívoco de lo que parece y en el que, como en el caso de Bovary, el amor se vuelve a convertir en trampa.

Una obra profunda en su sencillez y con momentos inquietantes que trata de un tema fundamental en la literatura contemporánea: la (supuesta) necesidad que sienten muchos jóvenes de acercarse a lo oculto, a la vida bohemia, para convertirse en escritores. Y el cinismo que a veces ocultan tales actitudes cuando uno siempre tiene un hogar seguro al que volver.

Cozarinsky, por cierto, quien fue un escritor tardío, está demostrando en sus últimos libros que ha conseguido un estilo propio y un oficio narrativo que lo posicionan entre los mejores escritores actuales en español.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


ocho − = cinco

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>