Special Deluxe: mi vida al volante

Segundo tomo de las memorias de Neil Young con los coches (y los perros) como guía y excusa

El año pasado, la editorial Malpaso ya publicó el primer volumen de las memorias de Neil Young, que en España llevó el título de “El sueño de un hippie”. Aquel sí era, en rigor, un libro de memorias, no sólo ordenado como tal, sino con la vocación de serlo.

“Special Deluxe”, aún siendo también unas memorias —o al menos, un texto autobiográfico— no tiene tan clara su vocación ni su propósito, y parece ser más bien el resultado de buen rato que Neil Young debió de pasar al escribir aquel primer libro. Él mismo parece admitirlo cuando dice: “confiaba escribir un libro entretenido y pasármelo igual de bien que con el primero”.

No sabemos si Young logró el segundo propósito —aunque es probable—, pero en cuanto al primero es fácil asegurar que éste es un libro entretenido, incluso para quienes conozcan ya algunos detalles y anécdotas de la vida de Young por el libro anterior.

De hecho, quizás lo que más sorprende —amén de las ilustraciones realizadas por el propio Young y que dan al libro cierto toque de cuaderno escolar— es el estilo oral, el tono casual, el humor ligero que marca todo este libro… en un hombre que ha sido capaz de escribir canciones tan oscuras y tensas como “Needle and the damage done”.

En esta obra, subtitulada “mi vida al volante”, Neil Young toma como excusa repasar la historia de los diferentes coches que ha tenido —y los diferentes perros— para volver a repasar su propia biografía desde su etapa de escolar inocente, hijo iluso de una familia que se rompía sin su conocimiento, hasta los últimos años y los últimos modelos de coches que ha poseído. En esos coches, viajamos por Canadá y Estados Unidos, por barrios peligrosos y grandes llanuras, por hoteles y casas particulares, por conciertos multitudinarios y conciertos íntimos. En cierto modo, Neil Young nos conduce en ellos por toda su vida.

Como en aquel “El sueño de un hippie” el viaje no podía dejar de ser interesante… tratándose de Young. Un viaje en el que además, poco a poco, vamos viendo cómo el irreparable conductor Young va tomando conciencia del problema del calentamiento global y de cómo afectan las emisiones de gases de sus vehículos a la atmósfera.

En resumen, un libro ameno y seductor para quienes admiren a Young y una buena vía de entrada a su vida para quienes quieran comenzar a contactar con uno de los grandes mitos del rock y el folk norteamericano.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


ocho + = nueve

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>